lunes, 11 de julio de 2011

Nadie es perfecto, y quien lo sea no existe.


Cuando estoy nervioso, tengo esta mania hablo demasiado, aveces no puedo callar la boca es como si necesitara decirle a alguien, ¿ Alguien me escucha ? Y ahi es cuando parece que lo '' arruino '' todo si, me olvido de las consecuencias, por un momento pierdo la cama y en el calor del momento mi boca empieza a decir las palabras que fluyen. Pero nunca quisé hacerte herirte ahora es tiempo de que aprenda a tratar a las personas que amo, como quieren que amen. Esta es una leccion aprendida, odio haberte defraudado y me siento muy mal respecto a esto supongo que el Karma viene de regreso, porque ahora soy yo el herido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada